Elegir el suelo antideslizante adecuado puede evitar accidentes y garantizar la seguridad en zonas que presentan riesgo de resbalones y caídas. Los suelos antideslizantes de Tarkett son muy resistentes y de fácil mantenimiento, y están disponibles como suelo vinílico homogéneo altamente rentable o bien como suelo vinílico heterogéneo para opciones de diseño más variadas. En función de si se van a utilizar en zonas para pies descalzos o con calzado, se suministran en clase A, B y C, y R10 o R11. Las losetas Safetred Spectrum, únicas en el mercado, combinan propiedades antideslizantes con la facilidad de transporte e instalación de las losetas.