Los pavimentos disipadores y conductores de la electricidad estática de Tarkett ofrecen una solución flexible y de alto rendimiento para garantizar la seguridad en entornos sensibles, como salas de operaciones, de ordenadores y de electrónica. Disponibles en suelo vinílico homogéneo y en linóleo con revestimiento conductor de la electricidad estática o disipador, están coordinados cromáticamente con nuestras gamas compactas y acústicas. Adaptados a entornos con tráfico intenso, son muy resistentes y de fácil mantenimiento.