El linóleo de Tarkett, uno de los suelos más naturales y sostenibles del mercado, goza de una gran aceptación por su belleza natural, confort y una durabilidad superior a 150 años. Siguiendo la fórmula original de 1898, nuestro linóleo está elaborado con materias primas naturales en un 94 % (aceite de semillas de lino, harina de madera u corcho y resinas) y está disponible en una gama de diseños tradicionales marmoleados de colores vivos u oscuros. Cuenta con nuestro tratamiento de protección único xf²™ para lograr una durabilidad extrema, una limpieza fácil y un excelente coste de mantenimiento. El linóleo de Tarkett ha sido el primero en todo el mundo en recibir la certificación Cradle to Cradle® por su enfoque sostenible.