No hay nada comparable a las emociones que despierta la madera natural. Su belleza, fuerza y carácter aportan autenticidad y calidez a cualquier interior. Equipados con un sistema de instalación clic, los suelos de madera también son fáciles de instalar y están listos para su uso. En Tarkett, cada una de las lamas es el fruto de nuestros más de 125 años de experiencia en diseño. Cada suelo, diseñado a partir de múltiples capas de madera dura para aumentar la estabilidad, está sellado con barniz o aceite hardwax para mejorar la durabilidad y lograr un fácil mantenimiento. Más del 60 % de nuestra madera dispone de la certificación FSC® (FSC®-C008972) o PEFC™ (PEFC™/05-35-125). Todos nuestros suelos de parqué de 10 mm de espesor cuentan con la certificación Cradle to Cradle®.