Cada uno de nuestros pilares estratégicos inspira las acciones que llevamos a cabo para lograr nuestros objetivos para 2020. Aquí exponemos algunos ejemplos de cómo nuestros equipos de todo el mundo contribuyen a lograr estos objetivos y a que lleguemos a ser una compañía más sostenible cada día.

BUENOS MATERIALES

Utilizar buenos materiales significa que elegimos aquellos que sean seguros para las personas y el medioambiente, abundantes, que se renueven con rapidez, que sean reciclables o estén hechos de materiales reciclables para fabricar nuestros suelos.

He aquí algunos ejemplos de nuestras acciones:

Fabricación de suelos de base vinílica con materias primas renovables

iQ Natural es un suelo de base vinílica homogéneo con plastificantes de base biológica (aceite de ricino).

Utilización de materiales reciclados para crear nuevos suelos

Nuestro revés de moqueta Eco-Base contiene casi un 50 % de carbonato cálcico reciclado procedente de una planta local de tratamiento de aguas.

Uso de tecnología libre de ftalatos

En 2009, Tarkett lanzó el primer suelo vinílico libre de ftalatos, cuya tecnología se amplió en 2014 a todas nuestras plantas de Europa y Norteamérica.

El primer suelo de linóleo del mercado con certificación Cradle to Cradle® Gold

Originale Vegetale Essenza 2,5 mm es el primer suelo de linóleo del mercado con certificación Cradle to Cradle® Gold. La colección Originale utiliza materias primas 100 % naturales y está fabricada con pigmentos vegetales como carbón y cáscara de nuez.

Originale es la colección con certificación Cradle to Cradle Gold de Tarkett

ADMINISTRACIÓN DE RECURSOS

Nuestro objetivo es optimizar el uso de los recursos en cada paso del proceso de fabricación. Nos esforzamos constantemente por poner en práctica un proceso de producción eficiente, al tiempo que utilizamos la menor cantidad posible de materias primas.


Aquí exponemos algunos ejemplos de lo que hacemos para administrar los recursos:


Máxima calidad de producto y estándares medioambientales


- ISO 9001 (calidad): El 97 % de nuestras plantas de producción tiene la certificación
- ISO 14001 (medioambiente): El 88 % de nuestras plantas de producción tiene la certificación
- ISO 50001 (energía): El 61% de nuestra plantas de producción tiene la certificación

World Class Manufacturing (WCM) para una continua mejora de la calidad

WCM es un programa de rendimiento industrial y mejora continua basado en principios de fabricación optimizada. Implica el control sistemático, seguimiento y desarrollo de los procesos de fabricación para lograr la mejor calidad. El programa está basado en diez criterios de gestión y se centra en el desarrollo y la seguridad de las personas, la eficiencia en las operaciones, el control de los costes y el impacto medioambiental.

Utilización de energía renovable para optimizar el uso de recursos

  • Tarkett en Polonia transforma los desechos de la producción en briquetas de madera, que se envían a una central eléctrica cercana en la que se utilizarán para generar electricidad.
  • El serrín de nuestros suelos de madera en Suecia se utiliza para calentar nuestras fábricas y también puede usarse para la producción de biogás.
  • El 25 % de nuestro consumo de energía proviene de nuestra energía renovable in situ o bien de proveedores de electricidad renovable

ESPACIOS DISEÑADOS PARA LAS PERSONAS

Uno de nuestros pilares estratégicos es contribuir a crear espacios que sean seguros y confortables para las personas, ya se trate de su hogar, su lugar de trabajo o cualquier lugar en el que puedan estar. Los suelos deben proporcionar confort a la pisada, ser fáciles de limpiar, proporcionar una buena acústica y contribuir a un interior seguro.

Aquí exponemos algunos ejemplos de lo que hacemos para crear espacios diseñados para las personas:

Suelos vinílicos de nueva generación para mejores interiores

El uso de plastificantes libres de ftalatos contribuye a un mejor interior. Ya en 2009, la fábrica de Ronneby (Suecia) comenzó a utilizar plastificantes libres de ftalatos en la fabricación de suelos plásticos homogéneos. En 2014 comenzó la introducción de la tecnología libre de ftalatos en todas las unidades de suelo vinílico. Tarkett fue el primer fabricante de suelos en aplicar la tecnología libre de ftalatos para suelos vinílicos. El plastificante que utiliza Tarkett actualmente está aprobado para envases de alimentos y juguetes para niños de edad inferior a tres años. En algunos de los productos podrían encontrarse trazas de ftalatos provenientes del contenido reciclado de las subcapas.

El 100 % de nuestros centros de producción de suelos vinílicos de Europa y Norteamérica utilizan una tecnología de plastificantes libres de ftalatos, lo que supone el 57 % de la producción mundial.

Nuestra colección de suelos vinílicos Starfloor Click de Tarkett está recomendada por la Asociación Sueca de Asma y Alergias

Los suelos Tarkett, como nuestra colección de suelos vinílicos StarFloor Click, están recomendados por la Asociación Sueca de Asma y Alergias. Nuestra colección iD Inspiration está recomendada por la Fundación Americana de Asma y Alergias.

Bajo nivel de emisiones COV en espacios diseñados para las personas

Desde 2011, Tarkett es pionero en suelos con bajas emisiones COV. Hoy en día, en Europa, el 100 % de los suelos Tarkett ofrecen un bajo nivel de emisiones COV de 10 a 100 veces por debajo de los más estrictos estándares a nivel mundial.

Suelos plásticos sin biocidas

Tarkett ha dejado de añadir biocidas a sus suelos para minimizar los riesgos medioambientales y sanitarios, así como el posible desarrollo de bacterias resistentes.

Un mantenimiento más fácil y sostenible gracias a tratamientos de protección

Todos los suelos Tarkett son fáciles de mantener gracias a tratamientos de protección que se han desarrollado para reducir la necesidad de detergentes y agua. Tarkett fue el primero en lanzar en 1975 el tratamiento de superficies PUR (capa de poliuretano) en los suelos vinílicos, que reduce la necesidad de uso de limpiadores químicos y agua, además de aportar mayor resistencia al suelo. Los efectos se aprecian en el coste del ciclo de vida del producto.

Otro ejemplo es nuestro suelo homogéneo iQ, ideal para entornos con tráfico intenso: con la exclusiva técnica de mantenimiento de pulido en seco de Tarkett, el suelo se conserva como nuevo sin necesidad de detergentes agresivos. He aquí un ejemplo del coste del ciclo de vida de los suelos iQ en comparación con un suelo pulido de hospital:

Para más de 10.000 m2 de suelo, los suelos iQ ofrecen:

- Un coste de ciclo de vida hasta un 30 % inferior
- Un consumo de agua un 50 % inferior
- Un 20 % de ahorro en productos de limpieza
- Un rendimiento de la inversión más rápido - Amortización en tres años

Suelos para necesidades diferentes

Nuestra una amplia gama de suelos especiales aportan, por ejemplo, una acústica óptima, confort a la pisada, son antideslizantes o están adaptados para personas con problemas de visión.

REUTILIZACIÓN

En una economía circular, los productos ya no «finalizan su vida», sino que «finaliza su uso». Y precisamente esto es lo que intentamos aplicar en nuestros procesos de producción. Convertimos lo que antes se consideraba desecho en materias primas y otros productos innovadores. La gestión eficiente de los recursos puede realizarse reciclando los restos de instalaciones, utilizando materiales reciclados en la fabricación, así como desarrollando productos nuevos con buenas materias primas que puedan volver a reciclarse.

Tarkett está comprometido con el reciclaje desde 1957 y lleva a cabo el programa ReStart® en Europa y Norteamérica. ReStart® ha sido desarrollado para recoger y reciclar el material sobrante limpio tanto del suelo resiliente preinstalado como de las moquetas posconsumo. Este se recoge antes de ser procesado en uno de nuestros ocho centros de reciclaje interno a través de colaboraciones con redes de recogida. En todo el mundo se recogen 8.900 toneladas de suelos de preinstalación o posconsumo mediante este programa. Tarkett está trabajando en dos factores principales para impulsar este programa:

  • Implementación de una logística de recuperación local de excelente relación calidad-precio con sus socios correspondientes;
  • Creación de sistemas de suelos con diseño ecológico que se desinstalan y desmontan con facilidad para lograr una clasificación rentable.

A continuación le presentamos otros ejemplos de lo que hacemos para reciclar y reutilizar:

  • En la región nórdica se reciclan cada año 400 toneladas de materiales sobrantes de instalaciones.
  • En 1996, Tarkett puso en marcha la primera y única planta de la región nórdica para el reciclaje de materiales sobrantes de instalación de suelo vinílico. En la actualidad se reciclan cada año unas 400 toneladas, de las cuales el 75 % se utiliza como materia prima para la creación de nuevos suelos.
  • La colección de suelos modulares vinílicos iD Inspiration está compuesta en un 52 % por material reciclado
  • TarkoDry, un adhesivo utilizado para zonas húmedas, está compuesto en aprox. un 85 % por material reciclado.
  • Después de su uso, los suelos de linóleo y madera Tarkett pueden emplearse como material para compost y, de esta forma, descomponerse y pasar a formar parte del ciclo biológico.
  • Aproximadamente 80.000 toneladas métricas de materiales reciclados se utilizan como recursos procedentes de suelos o industrias madre
  • La planta de producción de Tarkett en Ronneby (Suecia) ha desarrollado sistemas de clasificación y reciclado de desechos de forma que no lleguen residuos a los vertederos.
     

Un sistema que integra a toda la industria para recoger restos de posinstalación

En 1996, Tarkett puso en marcha en Ronneby una planta de reciclaje de suelos plásticos. Tarkett fue una de las primeras empresas en todo el mundo en presentar un sistema para recoger los residuos de posinstalación e invertir en una planta de reciclaje de suelos plásticos (PVC).

El sistema fue un éxito inmediato y tras varios años comenzaron a seguirlo otros proveedores de suelos. En la actualidad, toda la industria de suelos sueca recoge los residuos de instalación en Ronneby a través de Tarkett. Tarkett ha ampliado su propia recogida en Ronneby y también gestiona los residuos de instalación de los productos Tarkett de toda la región nórdica. Cada año se recogen alrededor de 400 toneladas, el 75 % de las cuales se convertirá en nuevos suelos Tarkett.

Colaboraciones para suministros reciclados

El revés de moqueta EcoBase de las moquetas Desso tiene el certificado Cradle to Cradle ® Gold. Para lograrlo, reciclamos carbonato de calcio de una empresa de agua y utilizamos fibras regeneradas de moquetas usadas y redes de pesca en Europa.

Asociaciones de reciclaje

Tarkett se ha asociado con Veolia, una empresa francesa líder en el sector del reciclaje tanto en Francia como en Alemania para acelerar su programa de recuperación y recogida de suelos ReStart®. Veolia recoge y clasifica los recortes de suelos vinílicos de posinstalación de nuestros clientes en la industria de la construcción. El suelo recogido y clasificado se recicla en las plantas de producción de Tarkett. Con esta asociación se espera doblar el número de centros de recogida en Francia y ampliarse a otras zonas geográficas. Se están llevando a cabo otras asociaciones similares en el Reino Unido, Bélgica y los países nórdicos con otras empresas locales. Por otro lado, se están realizando más investigaciones con otras industrias y socios de investigación.

Artículo relacionado

Destacado Sostenibilidad

ASPECTOS DESTACADOS SOBRE SOSTENIBILIDAD

La sostenibilidad forma parte de nuestra mentalidad y guía el modo en que trabajamos, colaboramos y hacemos negocios. He aquí varios ejemplos de la contribución de Tarkett al planeta.

LEER MAS